Mi Cuerpo es el Templo de Dios

¡Gracias! ¡Comparta esto con sus amigos!

¡Ya no le ha gustado este video. Gracias por su respuesta!

Agregado por JoseLuis
49 Vistas
Meditación del Pasaje de la Expulsión de los Mercaderes: Dice san Pablo en 1 Corintios 3,16-17: ¿No saben que son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes? Si alguno destruye el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios es sagrado, y ustedes son ese templo. Palabra de Dios. En esta cita, y en otras más, queda claro que la iglesia es el cuerpo de Cristo, del cual él es la cabeza. Entonces nuestros cuerpos son templos del Dios vivo. A partir de Cristo hay un nuevo templo, el templo de Dios es el corazón del hombre. Y si mi corazón es templo del Dios vivo, y Dios es amor, como dice en 1ra de Juan 4,8, mi corazón debe estar rebosante de amor. Lamentablemente en ocasiones se vuelve un mercado o una cueva de bandidos. ¿Quiénes son esos intrusos que habitan en el corazón humano y que no pertenecen a Dios? La ira, el rencor, la tristeza, la desesperación, la pereza, la lujuria, etc. Y porque esos no pertenecen al corazón humano, provocan sufrimiento y desasosiego en las almas.

Deje su comentario